Saludo del Presidente

Saludos en Santa María del Rocío, espero estéis disfrutando del merecido descanso estival. Deseo que se fructífero y que guardéis en vuestro corazón la semilla de fe que vive en cada hermano rociero y que a la vuelta florezca de nuevo en vosotros y sea fuente de vida y de verdad. Así le rezo y se lo pido al Pastorcito Divino. Que su misericordia y bondad se apiade de ésta Hermandad, La Estrella de Madrid  y quién la formamos, para que seamos dignos de servir en su presencia de la mano de su Madre, nuestra venerada Blanca Paloma Almonteña.

Os encomiendo a todos en mi oración, y le pido salud para todos los enfermos, para que pronto vuelvan a compartir y vivir momentos inolvidables junto a todos sus hermanos, en la presencia de nuestra Reina y titular. Por nuestra parroquia y hermanos en Cristo que conviven en ella junto a nosotros, para que todos formemos una familia en torno a Dios, siguiendo su Palabra, encomendados a Él.  

Que sepamos reconocerle en nuestro Párroco, D. José y nuestro Vicario parroquial, D. Manuel, a través de su ministerio y vocación como discípulos de Dios. Que no tengamos miedo, ni vergüenza para acercarnos a la Hermandad y a la comunidad parroquial, por poco que ofrezcamos, seguro es mucho para otros.
Que nuestras súplicas vayan también por nuestros seres queridos que ya gozan de las Marismas del Cielo, que sean de luz sus senderos, que hayan visto el rostro de Dios y que ya gocen de la Vida Eterna. Vive por agradar al Padre y que se haga en ti según su voluntad, como lo hiciese nuestra Madre, Ntra. Sra. del Rocío.

En este verano en los que no habrá ningún acto de Hermandad, me gustaría que no fuese un tiempo perdido, un tiempo que no está marcado en nuestro calendario anual y por tanto vacío. Seguimos unidos a través de la oración porque el Señor así nos lo dice…"Os digo, además, que si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, se lo dará mi Padre que está en el cielo. Porque donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos. (Mt 18, 19-20). 

Unidos en la oración y en el Espíritu de Dios resucitado, con la esperanza de qué un día nos encontraremos con Él, vivir estos días no desde la distancia, sino en la creencia que estamos unidos entorno a nuestra Madre y su Hijo. La oración es el lazo que nos mantendrá hermanados en su nombre en una misma fe. Feliz vacaciones, nos vemos pronto con un Espíritu renovado y descansado en Dios.    

 

Enrique Javier Úbeda Moreno
Presidente de la Hermandad de Ntra. Sra.del Rocío, la Estrella de Madrid.

lu
ma
mi
ju
vi
sa
do
28
29
30
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
1
Camboares